Se suspendió el clásico entre Argentina y Brasil

0
0

Por TyC Sports.

¡Escándalo en Brasil-Argentina! El partido por las Eliminatorias Sudamericanas se suspendió a los cuatro minutos del primer tiempo a raíz del ingreso de las autoridades sanitarias locales para hacerles cumplir la ley a los jugadores albicelestes que actúan en la Premier League de Inglaterra. Es que acusaron a Emiliano Dibu Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero de falsear sus documentaciones para ingresar a San Pablo y les solicitaron una cuarentena obligatoria por haber estado los últimos 14 días en zonas de riesgo epidemiológico.

La postura del combinado de Lionel Scaloni, quien protagonizó una reunión cumbre con Lionel MessiNeymar y Tite a un costado del campo de juego tras el papelón mundial, fue la de no continuar el partido en el Arena Corinthians bajo estas condiciones. Inmediatamente, desde la Conmebol oficializaron la decisión a través de sus canales oficiales. En las primeras horas del lunes, la Albiceleste logró aterrizar en la Argentina con el plantel completo y los cuatro futbolistas de la discordia en calidad de deportados. Continuará con la burbuja en el predio de la AFA y luego recibirá a Bolivia.

«Las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución. El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente a las reglamentaciones vigentes«, reza el comunicado de la Conmebol.

El caso de los cuatro futbolistas de la Selección Argentina comenzó el sábado cuando Anvisa inició una investigación sobre las condiciones de ingreso al país y parecía resuelto luego de una reunión de más de tres horas que las autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) mantuvieron con dirigentes de la Conmebol y funcionarios del Estado de San Pablo.

El argumento esgrimido para la solución fue que los jugadores estaban incluidos dentro del modelo de burbuja sanitaria de Conmebol aprobado por Brasil para todas las competiciones internacionales, aunque esa situación fue desconocida por Anvisa, órgano del Gobierno federal de Jair Bolsonaro, que acusó a los futbolistas haber mentido al ingresar al aeropuerto de Guarulhos desde Caracas.

Brasil y Argentina llegaban invictos en el camino hacia el próximo Mundial, aunque el dueño de casa tiene puntaje ideal y los dirigidos por Lionel Scaloni suman tres empates. Sin embargo, los locales padecen algo que la visita no: 12 bajas, entre ellas de las principales figuras de la Premier League, tras la negativa a ceder futbolistas por el Covid-19. A ellos también se pliega Marquinhos, compañero de Messi en PSG, suspendido por acumulación de tarjetas.

Comentários no Facebook